Una nueva edición plantea también nuevos desafíos. Al momento de proyectar este espacio de ARTE EN EL BOSQUE, aspiramos a que se afiance año a año como un lugar de goce estético con un tiempo para la reflexión en el encuentro entre el espectador, la obra y el autor.

 

Argentina 2010. En el año del BICENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO, propusimos que la producción estética gire sobre lo que somos, como somos, la memoria, la pertenencia, la identidad y que deje en lo posible puertas abiertas sobre que país deseamos y la calidad del   rol que desempeñamos cada uno de nosotros cuando educamos, producimos, dirigimos y aprendemos.

 

En este nuevo encuentro con ARTE EN EL BOSQUE, se exponen los dibujos de Javier Candellero, que sorprenden por un mundo tan personal como irreal, que se debate entre lo misterioso de la imagen abstracta y lo inverosímil de lo figurativo.

Diana Bainotti con una mirada joven, fresca y original aborda la cerámica dejando atrás planteos tradicionales para incursionar en estéticas fuertemente conceptuales.

Matías Nadaf a través del videoarte comunica su visión urbana global .Sin olvidar y poniendo el acento en modismos y tics puramente porteños.

En la edición pasada Abel Acevedo conmovió a través del dibujo, este año reafirma su elección de la técnica como el camino que mejor lo conducen para expresar su tema de inspiración: el hombre

El tema de la pertenencia surge en la Serie de Marinas de Costa del Este de Maridel Cano. La imagen, el tamaño y el formato que aplica, logra en el espectador que se vincule y se identifique con el lugar, desde la emoción y la propia memoria.

La instalación Patria Mía es una obra que provoca la intervención directa del espectador. El celeste y blanco como soporte, contiene la acción comprometida de dejar registro de ideas y frases a modo de manifiesto.

Toda experiencia sensorial no seria completa sin el aporte de la música, y en este escenario natural, Esteban Darío funde su canto con los sonidos particulares del bosque.

El contacto con el arte, estimula y anima a continuar, avanzar y profundizar sobre alternativas que contribuyan a cambiar o mejorar ámbitos con un público ávido por conocer y experimentar procesos creativos.

El arte nos brinda la posibilidad de que ser felices no es solo una utopía de vida sino una forma de ver y apropiarnos del mundo siempre en primera persona.

 

                                                                                               M .C

 

Agradecemos la participación  de Nora López Linares y Daniel Asprela Souriguez